sábado, 10 de junio de 2006

Siesta con lluvia de fondo

Esta tarde después de comer me desplomé sobre la cama y me eché una siesta intensiva de tres horas y soñé muchas cosas. Sobre todo soñé con A. (Para no variar). Soñé que venía y me acariciaba el pelo, y me besaba, y su beso era tan tan real, tan delicado y tan palpable que me desperté y noté su sabor en los labios, y creo que incluso me venía su olor en ráfagas desde el océano pacífico, como si hubiera abierto uno de sus tarritos de vainilla de Alicia en el País de las Maravillas (haciendo gala de su nombre) y hubiera volcado toda su esencia en las viajeras moléculas de aire... Su beso era la caída de una hoja verde, una cascada silenciosa que de repente fluye con fuerza inaudita, suave suavísimo como el pelo de un animal hermoso, lo que viene siendo sublime, en definitiva. (Y soñé con muchas más cosas que por decencia y recato no voy a poner aquí. Que cada cual imagine).

Me he levantado de buen humor pero he estado pensando en ella toda la tarde...En nuestros viajes en bicicleta, en todos los momentos que acordamos atesorar confome los íbamos viviendo. Hace ya dos años que nos conocimos y creo que no se me olvidará jamás la primera impresión que tuve de ella, cuando nos pusimos a hablar sobre el subjuntivo y sobre Jane Austen y en seguida hubo una conexión paranatural entre nosotras, ese chisporroteo que siempre salta cuando estamos a menos de un metro de distancia.

Me he estado acordando de las ocho horas en el Museo Thyssen, o de las muchas veces que hemos dormido juntas en la misma cama (ella durmiendo a pierna suelta y yo mirándola sin pegar ojo, escuchando cómo respiraba y mirando sus párpados), de cuando estuvimos viendo el Silencio de los Corderos y a mí me dio miedo (porque soy una penca, y una palurdilla en palabras de Haizea, y esas cosas me dan pavor) y le supliqué que se viniera a dormir conmigo.

Pienso en ella....A estas alturas estarás tú sola caminando por las calles de Buenos Aires (como buena colgada que eres)... Ella siempre me dice que piensa en mí, y yo sé que es verdad, pero no de la manera que yo querría (o tal vez no se quiere dar cuenta del chisporroteo y de la fuerza electromagnética que nos une). Pienso en ella mientras cae la lluvia, y me trae ese olor a tierra mojada que me encanta. Abro los pulmones y los relleno con esa esencia, y me imagino que los caracoles estarán saliendo de sus guaridas secretas para deslizarse pegajosamente hacia el parque germanófilo, como esos monstruos babosos del viaje de Chihiro. (Arrastrándose pesadamente y dejando una estela a su paso). Me encantan estas pequeñas dosis de otoño en medio de la infernal canícula. Los relojes dalinianos dejan de derretirse, y cuando vuelve a salir el sol disfrazado de febo, sale mucho más aseado y mucho más bonito que de ordinario, y verlo es una alegría inmensa.

28 comentarios:

elena dijo...

jo penca

que bonito...

de verdad q se me ha quedado la lagrimilla atrancada...

no sé, yo ya te dije que viendo las fotos de A yo diría que es de las que notan el chisporroteo, pero claro esas cosas son tan dificiles...

besos de sol y yogur de macedonia

Pequeña Mara dijo...

Ayy perra...q preciosidad!!

Como decía mi Dios Pedro Salinas...

No rechaces los sueños por ser sueños.
Todos los sueños pueden
ser realidad, si el sueño no se acaba.

Soñar es el modo que el alma
tiene para que nunca se le escape
lo que se escaparía si dejamos
de soñar que es verdad lo que no existe.

Un ósculo en bicicleta!!

chicasurf dijo...

A mi me gustaría saber que entiendes tu por penca...LLevo un tiempo esperando a ver si lo explicas.Jeje.
Un besazo!

Ninfa dijo...

La esperanza es lo único que se pierde, y ya se sabe que las cosas que parecen dificiles son las que más satisfacción da conocer. No te preocupes tal vez pronto ese sueño se haga realidad, mientras tanto podrás recordarla con todos esos momentos y aromas.
Besos!

Mafalda dijo...

Qué bonito el momento de otoño y relojes dalinianos...estás hecha toda una poeta Emperatriz... (sé qué se dice poetisa, pero suena cursi, como vampiresa y princesa)

La Historia Interminable me ha recordado a ti, te he visto en tu trono de magnolia en la Torre de Marfil.

Los amores no correspondidos son tan hermosos, tan grandes y tan románticos... yo siempre he vivido de ellos, pero a veces hacen que no te percates de que hay alguien más cerca y más real de lo que te puedes imaginar. Con chisporroteo incluido.

Azena dijo...

jo, niña, en cuanto me descuido te pones a escribir como una loca y encima te mudas...

besitos

(¿te he dicho alguna vez que escribes muy bien?)

sincromosomay dijo...

Jopesss, con lo sensible que ando yo desde hace unas semanas...
Me encanta soñar así, cuando tienes sueños que parece que han sido realidad. Y quien sabe si no lo han sido, sólo que en una realidad, en un mundo del que no somos conscientes.
A lo mejor ha sido un viaje astral de esos...ummm

sinfonia agridulce dijo...

emperatriz, tu escritura hace honor a tu nombre :-) te superas en cada post, este especialmente intenso....

besos

Sandoz dijo...

Qué pasada de texto... precioso...
Un beso.

clementine dijo...

Precioso Penca. Si hablasteis del subjuntivo cuando os conocisteis, entonces no hay duda, eres de las mías -aunque creo que ya lo sabía.
:)
beso oclusivo

rainsinapril dijo...

How nice, dear. It is not only delicate and smooth but really really touchy.

Marina dijo...

Estas palabras que leí, dichas de un modo tan diferente a mi hablar cotidiano, coincidieron con mi sentir...
Quiero que sepas eso...
Es un placer leerte... de verdad.

(también te mando un súper beso y espero encontrarte en el msn...)
Besos.

pollita dijo...

Hermoso post, volvieron las musas? tus palabras se me vienen como anillo al dedo!

paula dijo...

emperatriz, qué conexiones paradójicas que nos pone a veces la vida, ¿no? te comunica de esa manera tan bestia con alguien para que luego ese alguien no se de cuenta de que estáis hechas la una para la otra. yo viví un amor así una vez y espero no repetir. ahora me pido realidad. pero muy bonito todo lo que escribes.

Dostoievski dijo...

Es muy evocador y bonito. Hacía mucho tiempo que no me emocionaba leyendo un post.
Un beso, cuídate.

nigromante dijo...

Hola Emperatriz. Cuánto tiempo sin comentarte, pero es que estoy convaleciente y no tengo ganas de nada.
Me ha gustado mucho el post, qué bonito, y es que entre mareo y mareo lo he leído.
Y en cuanto a las greguerías estoy recopilando, tengo tiempo libre de sobra. ;)

Neus dijo...

Da gusto ver la realidad con esa mirada. Por cierto, por fin hice los deberes y cambié la dirección de tu link... Un beso!

autonauta dijo...

qué bueno, penca. esas palabras son muy bonitas, son de las que no se lleva el viento. un besazo

Azena dijo...

niña, no voy a poder llegar a la presentación, pero estaré en la cena de después... ¿contamos contigo?

oye, que creo que esta vez has batido el récord de comentarios, ¿no?

Sixtra dijo...

No tengo palabras...
Tu post es precioso.

Te he descubierto hoy y estoy fascinada.

Un saludo y hasta otra.

Carmen Griss dijo...

Ostras, que suerte soñar esas cosas... a veces cuando quiero soñar algo o con alguien, hago voluntad de pensar mucho mucho en ello un momento antes de dormirme, y a veces funciona... ¿tu tienes truco?

tury dijo...

ohh que bonito.

Anónimo dijo...

Haizea? es del norte? en euskara significa viento

Gatazul dijo...

A ver, a ver....a ver si hablamos que creo que hay detalles de la post presetnación que me perdí....eso, o vivo en un mundo paralelo!!!

Gatazul dijo...

A ver, a ver....a ver si hablamos que creo que hay detalles de la post presetnación que me perdí....eso, o vivo en un mundo paralelo!!!

Hada Gris dijo...

Voto por la actualización!
Jajajjajaaja.

Jo March dijo...

ainsss al leerlo me ha entrado una ternura muy grande. Muchas gracias por pasarte por mi blo y dejarme un comentario, a mí también me encanta el personaje de jo march, en el libro, en la peli y en winona. Un besito y sonríe mucho.

La tejedora de sueños dijo...

Hola penkiya!
Tú pocahontas,bollito,reina Cleopatra, hermana siciliana y todas esas cosas sólo quiere recordarte que la debes un viaje por esas calles de Buenos Aires, si todo sale bien, entre el verano que viene y Navidad. Y, quién sabe María, quizás algún día puedas llevar siempre contigo en tu bolsita (tipo mamá canguro) cosida a tu Alicia, que se habrá escapado del país de las Maravillas para ser valiente y reconocer lo que intuímos que es. Sé que no se puede esperar toda la vida, pero el mundo da tantas vueltas...Yo,por eso, nunca pierdo la esperanza. No dejes ni siquiera que la palabra imposible salga de tu boca. Simplemente, es algo que de momento no puede ocurrir.