sábado, 22 de julio de 2006

Proyecto de baulcito

He comenzado a hacer un baulcito de cosas que no deben perderse en el olvido. La razón de ser de este baulcito se debe a que hace años empecé una ambiciosa colección de momentos, y desde que empecé los he ido atesorando únicamente en mi cabeza (de donde no podrán salir jamás, porque está cerrada con llave, y la llave la he perdido como siempre). Pero ahora he decidido que voy a hacer un baulcito y lo voy a ir rellenando de todas esas cosas coleccionables (no sólo momentos, muchas más cosas) que sí que tienen materia corpórea y que por eso no caben en la cabeza... Pero va a ser un baulcito real y tangible de carne y hueso, no un baulcito abstracto ni metafórico, ya lo tengo preparado.

En el baulcito voy a meter objetos de distinta naturaleza, y cada objeto me va a traer reminiscencias diferentes, o me va transportar a un lugar diferente y en compañía de una persona diferente...Postales irlandesas, dados redondos de las friquerías escocesas (y yo qué pensaba que lo que hacía al dado ser dado era su forma cúbica, esa redondez desafía las leyes de la naturaleza), pulseras turcas, monedas danesas, y la antología de cartas y notas de A, claro. Es una pena que no se puedan meter olores porque me encantaría meter una pechá. Tendré que ver si hay alguna fórmula recogida en el libro de Patrick Süskind acerca de cómo condensar esencias y perfumes.

Creo que necesitaría un baulcito inmenso y sin fondo que no acabara nunca (algo así como un agujero negro en versión baúl) porque hay muchas más cosas que querría meter. Metería muchas imágenes, viajes, arena, ojos, sueños, ánforas, sillares de los castillos aéreos, personas, instantes que deberían haber sido inmortalizados en fotos y no lo han sido, fotos de verdad, y muchos momentos fosilizados...Ese tipo de cosas.

El que las cosas importantes desaparezcan en el olvido me horroriza, y quiero poner reparo a ello. Es probable que mi memoria no dure siempre, y más con los antecedentes familiares que tengo (memoria de elefante, pero que llegado un momento enferma y pierde todas sus facultades y en vez de ser de elefante es memoria de pez). Por eso tengo que coger un baulcito y empezar a llenarlo de materiales cargados de memoria, para que no se olviden nunca.

22 comentarios:

Pequeña Mara dijo...

Cacho cerda muy bonito el post...Yo vivo esperando a q los japoneses inventen un aparato xa pasar los recuerdos de la memoria a DVD y poder enseñarselos a todo el mundo.
Siempre se lo digo a Vero y se rie pero es q m parecería el mjor invento d la historia (después d la cama JAJA)

Así que a ver si se ponen a trabajar en ello xq tngo tantos momentos q aparecen con sólo cerrar los ojos...

Un besito hecho d sueño...

prigkinissa dijo...

IN MEMORIAM DE LAS MEMORIAS
PERDIDAS

La memoria es una de las cosas que más nos humaniza;es aquello que nos posibilita conservar nuestros recuerdos,nuestro pasado.La memoria es un precioso don, ese don en base al cual deberíamos construir nuestro presente y más tarde nuestro futuro.Presente,pasado,futuro...tres dimensiones temporales distintas,pero que se funden en nuestra memoria.Por eso, como muchos tienen mala memoria y distorsionan sus propios recuerdos,se ha convertido en una frase cada vez más repetida aquella de:"El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra".Para no hacerla verídica, existen los libros de Historia,en lo que se refiere a lo universal(política,modos de actuar de un revolucionario con éxito,economía, utopía imposibles...). Si nos referimos a cómo no cometer errores cotidianos y personales por culpa de una memoria mala, podemos recurrir a los plátanos, a ejercicios de memoria ,como intentar recordar qué has comido durante toda la semana,... o, como bien dice María, a un baúl.

Mi baulcito es una caja roja de bombones Nestle; pero sólo me entran en él fotos de los que fueron mis gatos alguna vez; una foto de mi primer desamor;mi intento de diario que se conformó con ser "anuario";una nota símbolo del corazón de un niño... y poco más.

Yo sueño con adquirir el bolso de Mary Poppins,¿alguien sabe dónde lo venden?
¿Os imagináis?Un bolso sin fin en el que poder guardar todo aquello que constituye un recuerdo corpóreo bonito.
También, estaría muuuuuuy bien poseer un Pensadero( t kedas con la intriga de saber qué es por no ser fan de mi admirado Harry),que permita volver a sumergirse físicamente en los recuerdos.

Sin embargo, más me gustaría que mi memoria fuera tan profunda y ordenada que me permitiera recordar cuando así lo deseara todo lo que una vez oí,vi,saboreé toqué u olí;pero tristemente no lo es.

Ahora bien, me conformo con conservar intacta mi memoria, con envejecer teniendo algo que contar a los demás al más puro estilo Abuelo Simpson. Por eso ,este comentario está dedicado a aquellos que son poseídos por un diablo llamado Alzheimer, que se va comiendo sus recuerdos poco a poco; dejándolos vagando,así, en un limbo en el que no tienen identidad, pues en él no recuerdan quiénes fueron una vez,qué soñaron ser y tener ni quiénes son.

Sandoz dijo...

Hola Emperatriz! Yo tengo uno de esos baulcitos. Me lo hizo mi madre cuando tenía 15 años. Ahora tengo 27 y en los últimos años he sido yo la que ha hecho y regalado baulcitos a otros. Sabías que todos los baulcitos se conectan unos a otros mediante pasillos invisibles? Sí. Se conectan los momentos, se intercambian los recuerdos. Dos personas pueden guardar algo en su baulcito, y un día les puede traer la misma añoranza. Pero cuidado. A veces los baulcitos se convierten en la caja de Pandora; te lo digo por experiencia.
Por cierto me ha gustado mucho lo de la metamorfosis entre memoria de elefante y memoria de pez.
Besosss...

diciembre dijo...

Muy buena idea, hay tantas cosas (aparentemente insignificantes, una concha, un boligrafo,una foto, un mechero...) que significan tanto...y si no las guardamos con el tiempo podemos llegar a perderlas o a olvidar todo lo que conllevan.

Un beso!

elena dijo...

me ha encantado emperatriz

sobre todo pensar en todos esos baulitos interconectados...

mi baulito es una caja de las que fueron mis dtor martens moradas (en mi epoca seudopunki)

muchos besos de baulito

Anónimo dijo...

Un post precioso sí... Yo en vez de baulcitos tengo un montón de cajas de cartón que cada vez que las abro, buffff, un montón de sentimientos salen a borbotones...
Por cierto, me ha dado un poco de miedo el que quieras aprender a condensar olores... Habrá que avisar a las vírgenes de que Grenouille vuelve a la carga...
Un besazo enorme!!

PSue dijo...

Upsss!! No he firmado. Un beso again.
PSue.

yellow dijo...

Cuando encuentres el baúl, porfavor, dime cómo lo has conseguido porque yo tengo muchas cosas que guardar...Las que puedo las guardo en cajas, pero es que las otras, que para mí son las más importantes, no sé...Hago ejercicios de memoria, pero... Por cierto, a mí también me da miedo lo de los olores y espero que no lo hagas como Grenouille...;)
Un beso

Pequeña Mara dijo...

Hoy en sueños se me apareció Marianito y m susurró al oído...Rabitos de pasa, es lo q tngo q comer!!

Tierra De Nadie dijo...

Yo de momento tengo mi pequeño diario para guardar esos momentos sensaciones pensamientos y demás, porque si hiciese un baulcito sé que terminaría siendo un armario. Cojo demasiado cariño a las cosas... sí, desgraciadamente de alguna forma puede llamarse materialismo, pero es materialismo emocional eh? Un beso ;)

chicasurf dijo...

Empe,no cierres el baúl, que yo tengo algo que darte.Si se me permite claro, en noviembre te lo doy,no guardes mucho sitio que no ocupa mucho.
Lo de los olores/perfumes ha sido algo que siempre he querido hacer.
Un beso.
P.D.-¿Donde estan las llaves emperatriz triz triz....?

La Emperatriz dijo...

PEQUEÑA MARA: Cacho cerda, lo del aparato de los japonses me parece una idea magnífica. Ojalá llegara a patentarse, a mí me encantaría. ¿Lo del sueño es verdad? Qué suerte, yo también quiero soñar con Mariano y acariciarle la barbita, aunque me haya suspendido el examen.
PPRIGKINISSA: Maravilloso tu comentario, ya te lo dije ayer. Me ha encantado. Yo he sufrido lo de los diablos del Alzheimer en mi familia (mi abuela primero, luego una tía, y mi madre va de camino) y creo que po eso tengo particular miedo a la pérdida de la memoria. Me horroriza perderla.
PIEDRA MOVEDIZA: Me gusta esa idea de que los baulcitos están interconectados por pasillos invisibles. Espero que el mío nunca se convierta en una caja de Pandora. Lo de la memoria de pez y la memoria de elefante se me ocurrió de repente, nunca me había parado a pensarlo ;)
DICIEMBRE: Ya, es cierto que cualquier cosa por nimia que pueda parecer puede estar cargada de significado y ser protadora de memoria. Gracias por seguir comentándome.
Elena: Pencoide, la idea de los baulcitos se me ocurrió el día aquel que estaba hablando contigo. (Y que estaba pedo, o emporrada, o ambas, y se me iba la pinza más de la cuenta). Pero yo no sé lo que son dtor martens. Debías llevarlas cuando yo era hiper chica. Pero en cualquier caso, si las tienes, PRÉSTAMELAS. (Inevitable, tenía que hacerlo).
PSUE: El soporte es lo de menos, da igual que sean cajas de cartón, lo importante es el contenido. Ve avisando a la población sobre la llegada del nuevo Grenouille.
YELLOW: Te mantendré al tanto sin falta. Lo de los olores me da miedo hasta a mí ;)
TIERRA DE NADIE: Me ha gustado mucho eso de materialismo emocional. Es una buena forma de expresarlo. Yo nunca lo había pensado, pero soy bastante materialista en ese sentido.
CHICASURF: Ya, es que lo del mundo de los olores es algo que me ha fascinado siempre. Ojalá pudiera concentrarse en tarritos, el olor de cada persona o de cada casa. Sería estupendo. Y tranquila, que yo guardo un sitio en el baulcito para eso que tienes que darme. (Que tengo curiosidad: ¿Qué será?) Las llaves no aparecen aunque las invoque. Soy lo peor ;)

sinfonia agridulce dijo...

si yo tuviera q hacer un baulcito tendría q pillarme una casa y adornarla con cosas, momentos, cuadros y demás q han pasado por mi vida.

mi baulcito sería un poco caro de armar :-)

kss

Ninfa dijo...

Me gusta el baulticio, ¿podrá ser visible por los amigos :P? o vas a meter todas esas guarradas que no pueden ver los menores de 18 años
Besos!

Marina dijo...

mmmm, algo asi como la cajita metálica que encontró Amelie??

Algo que te llene de emocion..., si, si que lo haría... realmente...

linda idea..., linda porque es de adentro..., de ahí...,

un beso

sinfonia agridulce dijo...

el pepino, emperatrice, es un recurso literario por supuesto :-) yo los pepinos, solo en ensalada jejejeje....

kss

montse dijo...

Bonito comentario, yo pienso igual que tu y creo que casi siento lo mismo referente a perder los momentos vividos, el tiempo crea olvidos pero hay personas que retienen momentos, historias,palabras, en fin una pedazo de su vida.
Buena idea lo del baulito, en realidad yo también tengo recuerdos, obejetos que solo yo sé que valor tienen...
Un saludo
Montse.

tury dijo...

Estoy de mudanza y he sacado mis pequeños baules y cajas con todos los recuerdos que se pueden guardar y pufff que panza a reir, a recordar momentos. Es una pena que por el camino perdamos tantos recuerdos.

besitos

clementine dijo...

Tenía un baulcito que se quedó pequeño. Era azul y gris, un poco invernal quizá.
Luego descubrí que lo mejor era hacerse una colcha. Entonces fui penélope. Y cosí los momentos guardados (entradasdeconciertosazucarillosportadasdelibrospoemasmalosmalísimos) y ahora nos tapamos con ellos.

beso penca. No te vi en Madrid, y mira que intenté buscar a a una chica con cara de emperatriz...

La Emperatriz dijo...

Sinfonía Agridulce: Ya, yo creo que al final mi baulcito se convertiría también en una casa entera. ¡Qué decepción lo del pepino! Pensé que tenías un mini huerto en tu casa de verdad ;)
Ninfa: Tiene razón Hada Gris, estás obsesionada con el sexo. Espero que no me traigas ninguna cochinada de Zamora. ¡Menuda estás hecha!
Montse: Creo que el miedo a perder los recuerdos es algo bastante común. La idea del baulcito te la cedo, si quieres. Esta vez no tiene copyright.
Tury: Eso es lo bueno de los bauclitos, quel uego pasaso el tiempo los abres, y salen de golpe todos esos buenos momentos reunidos.
Clementine: La próxima vez que vayas a Madriz, avísame y te hago un recorrido penco por las calles del centro. Y si ves a alguna con una zapatilla de cada color, y que ande con aire ausente mirando los edificios, esa es la emperatriz.

Azena dijo...

jo, me descuido y te salen comentaristas de todas partes... ;-)

muy bonito, sí, me encantó.

a mí me ronda la idea, pero aún no ha logrado alcanzarme... jeje

Dostoievski dijo...

Es bonito eso que dices. Me recuerda a una canción de Krahe que habla de un tal Raúl, que guarda melancólicos objetos en un bául azul (Escúchala, o lee la letra si puedes).
Un beso.