sábado, 26 de agosto de 2006

El retrato de Dorian Gray

Hace unos cuantos días terminé de leerme El retrato de Dorian Gray (aprovechando los ratos libres que me ha dejado la entretenidísima poesía del cancionero del siglo XV), y he de decir que me ha gustado muchísimo. De hecho, creo que ha sido el mayor hallazgo literario de mi verano, junto con La conjura de los necios (cada uno a su manera, claro). Y no me explico cómo he podido vivir todos estos años sin habérmelo leído.

La verdad es que El retrato de Dorian Gray ha sido casi como una revelación para mí, porque me ha permitido acercarme más la figura de Oscar Wilde, y más allá de El gigante egoísta y El príncipe feliz, que era lo único que yo había leído de su obra hasta ahora. Es una novela de la que yo había oído hablar mucho, y la verdad es que me ha fascinado por completo.

Muchas cosas me han llamado la atención de la obra, y si tuviera que señalar algunas, señalaría sin duda la enorme delicadeza y sensibilidad con que está escrita, el elevado sentido de la belleza que muestra, su fino sentido del humor, las constantes reflexiones sobre el placer, sobre el arte y sobre los vicios, y especialmente, el gran despliegue de originalidad e ingenio que inunda toda la novela desde la primera página hasta la última. (Por no mencionar al personaje de Lord Henry, que en seguida se convirtió en mi favorito, a pesar de su nefasta influencia en el joven Dorian).

Ahora que he agotado casi por completo su producción literaria* (porque al acabar El retrato de Dorian Gray me asaltó una especie de fiebre wildeana y me puse a leer todo lo que pillé en casa sobre él...Siempre me pasa cuando me leo un libro que me gusta mucho) estoy convencida de que Oscar Wilde debió de ser unas raras personas, de las que sólo hay una entre mil, que nacen ya dotados con el maravilloso don de la genialidad. (Porque yo creo que la genialidad es la palabra que mejor define todo lo que él representa).

Y hay muchas frases que me han llamado la atención a lo largo de la novela, pero si tuviera que quedarme con algunas, me quedaría con éstas:

- Hoy en día, la gente conoce el precio de todo, pero no sabe el valor de nada.
- La única forma de librarse de una tentación es caer en ella.
- La belleza es una forma del genio más elevada, en verdad, que el genio: no necesita explicación.
- Las únicas cosas necesarias son las innecesarias.
- Es al espectador, y no a la vida, a quien refleja realmente el arte.
- La única diferencia que hay entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho dura un poco más en el tiempo.


*(Y creo que ya sé por qué Bunbury se llama Bunbury).

22 comentarios:

Ninfa dijo...

Ains... las locas al poder. Dos locas que al terminar este magnifico libro con poco tiempo de diferencia quedaron anonadadas ante tal lucidez que necesitaban más adrenalina Wildeniana capaz de liberar la saciedad.
Un besito :D

Sandoz dijo...

Pues aún no lo he leído... pero creo que me pondré a ello en otoño.
La conjura la leí hace unos años y me gustó muchísimo. Cuél será tu próxima víctima, Penca?
Un besazo!

smilysmiles dijo...

¿Y por qué se llama Bumbury?
A mi me encantó...te recomiendo tambien "la importancia de llamarse Ernesto"y "el abanico de lady Windermere",y por supuesto el archiconocido "el fantasma de Canterville"(uno de mis cuentos favoritos).
un beso

Pequeña Mara dijo...

Ayyy cacho cerda! Tú y tu carácter obsesivo compulsivo...JAJAJA!!Ahora le ha tocado a Oscar Wilde.

Me han gustado una pechá las frases ehh?? Sobre todo la de "Hoy en día, la gente conoce el precio de todo, pero no sabe el valor de nada" Es que es totalmente cierto!! La apuntaré en mis frases predilectas.

Bueno penquilla q sigas actualizando ehh??

Un beso con placas en la garganta!!(pobre d mi...)

Dostoievski dijo...

Nada de lo escrito por Oscar Wilde tiene desperdicio, desde los cuentos cortos a las novelas. A mí me encanta su hedonismo, su sutil frivolidad, su cinismo ante la sociedad, su mala leche... . Tiene un sentido del humor muy fino e inteligente. Aún recuerdo el primer libro suyo que cayó en mis manos, una recopilación de cuentos encabezados por El fantasma de Canterville.
Qué grande fue Wilde.
Besos, cuídate.

estrella fugaz dijo...

a mí también me encantó ese libro, he leído alguno más de Oscar Wilde, como el fantasma de Canterville, y algún cuento más, y vi una obra de teatro de La importancia de llamarse Ernesto, pero, aunque me gustaron, ninguno como ése.
Pero el de la conjura de los necios lo acabo de dejar a medias, ¿me aconsejas que siga con él? Es que no sé qué hacer, tenía muchas ganas de leerlo, pero el principio me está aburriendo mucho.

Tierra De Nadie dijo...

Vaya, interesante... me lo apunto! (No pensé que habría mucha más gente como yo que escribiese todas las frases que le gustan de un libro o de todo lo que lee... ahora ya sé que soy sólo una más!) Un besazo ;)

La Gosa Roja dijo...

Seguro que fue un personaje digno de conocer, pero a mi me hubiera gustado aun mas conocer a su sobrina Dolly.

La Emperatriz dijo...

Ninfa: Ya, estamos fatal, Ninfa...(Tú peor que yo, pero bueno). Y sí, la verdad es que Oscar Wilde es la genialidad hecha persona. Me alegro de que a ti también te haya gustado El reatrato de Dorian Gray. Por cierto, me alegra saber que no soy la única friqui que lo primero que se lee de un libro es el último párrafo...Jejeje.

Sandoz: Pues te la recomiendo, es una novela fantástica. (Igual que La conjura de los necios. Yo me reí a carcajadas leyéndola. Me encantó).

Smilysmiles: Sí, es una novela fantástica. Y La importancia de llamarse Ernesto también. Disfruté mucho leyéndomela.

Pequeña Mara: Sí, sí, apuntálas en tu lista de frases predilectas. (Son esenciales). Muchas gracias por comentarme, y a ver si te mejoras del resfriado. ¡Pobrecita!

Dostoievski: A mí también me llamó mucho la atención esa delicada frivolidad y ese hedonismo suyos tan característicos. Desde luego, no tiene desperdicio.

Estrella Fugaz: Sí, sí, sigue con él...Yo creo que a lo mejor tienes que pillarle el truco y meterte más en la historia...Puede que luego no te guste...Parag ustos los colores, ya se sabe. Pero yo le daría optra oportunidad ;) Ya me contarás.

Tierra de nadie: ¡Ya ves, no eres la única! Je, je, je. Yo siempre lo he hecho.

La Gosa Roja: ¿Y quién fue su sobrina Dolly? Ay, ahora estoy intrigada...

sinfonia agridulce dijo...

tenía muchas ganas de leer a wilde y creo q voy a ponerme a ello en breve :-)

disfruta de las vacaciones q quedan , emperatrice :-)

besos

diciembre dijo...

Bueno, aunque el "Wilde" no me atrae mucho (me cuesta leer literatura traducida) lo apunto para el siguiente. Yo ahora, estoy leyendo "La aventura del tocador de señoras" de Eduardo Mendoza, es una verdadera gozada, es divertidísimo, y a la vez está escrito formidablemente.

Gatazul dijo...

Una de mis lecturas favoritas...y eso que lo cogí un verano, por coger...y me sorprendió.

Muakkk

lizzy dijo...

Me encanta Wilde, y es uno de los poquitos que puedo leer en ingles con mi escaso nivel

Mua,mua

autonauta dijo...

emperatriiiz! cuanto tiempo, maca! me estoy poniendo al día de tus greguerías :) un besazo enorme.

Azena dijo...

vengo del blog de pow... parece que wilde te ha impactado, ¿eh?

besitos

PSue dijo...

Tengo un par de ellos en la recámara para cuando acabe ese que las dos perdimos (La conjura de los necios) que estoy releyendo encantada. Pero seguro que el siguiente será El retrato de Dorian Grey que tengo ganas de leerlo desde hace años.
Muchacha, eres única sacando frases, son geniales.
Un besazo!!

Alnitak dijo...

No la he leido pero me han encantado las frases y se me han puesto los dientes largos,lo pongo en mi lista.

Sita dijo...

Ayyy me encanta Wilde!! Lee alguna obra de teatro como El Abanico de Lady Windermere o La Importancia de Llamarse Ernesto... bufff son geniales!!!!

Para mi, una de sus mejores frases es una que decía algo así: a veces podemos pasar años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante... Un genio, sí.

Besillos. esta noche releo algo. Je!

La Emperatriz Penca dijo...

Sinfonía Agridulce: Sí, sí, ponte a ello en seguida...Aunque te parezca mentira, estoy como loca por empezar las clases.

Diciembre: Eduardo Mendoza tiene mucha fama. Yo no he leído nada, pero lo acabaré haciendo, porque me han hablado muy bien de él.

Gatazul: Es que Oscar Wilde es un maestro ;)

Lizzy: Pues tampoco debes tener mal nivel. No creo que sea nada fácil leer a Wilde en inglés. (Yo no me he atrevido, y me lo he leído en castellano).

Autonauta. ¡Qué bien que estés de vuelta por aquí, Autonauta! Te echaba ya en falta.

La Emperatriz dijo...

Azena: Sí, me tiene el seso absorbido un poco...Jejeje.

PSue: Ese libro está maldito, en serio. Mi madre se lo intentó leer, hace muchos años, y también lo perdió. También es que somos una familia de pencos, pero de berdad, yo creo que tiene mal farior, o como se escriba. ¡Pero es un libro fantástico!

Alnitak: Sí, las frases de Oscar Wilde la verdad es que son una joya.

Sita: ¡Esa frase la tenía yo puesta en el messenger hace unos días! Es buenísima. Ya me leí La importancia de llamarse Ernesto. Me encantó ;)

Bohemia dijo...

Vi la peli pero no he leído el libro, tengo que enmendar eso...

Por cierto me sucede como a ti, cuando descubro a un autor que me atrapa, lo quiero leer toooooooooodo de él...

Besos

Firenze dijo...

Mmmm yo terminé de leerlo en inglés hace un par de días y la verdad es que lo echo de menos... es lo que pasa cuando te acostumbras a un personaje.
Sabes que la tumba de Wilde en Montparnasse está tatuada de besos?? Es genial

Otro beso para ti