lunes, 10 de septiembre de 2007

Aterrizaje

Igual que Altazor cayendo en paracaídas hacia la nada, yo aterricé el viernes en Madrid. Decididamente, ya no tengo ninguna duda de que Madrid es mi ciudad favorita del mundo mundial, que diría Manolito Gafotas. Madrid y ese solazo, ese cielo azul, con el Retiro y la Gran Vía, con esas calles atestadas de gente, y con bares y tiendas abiertos hasta tarde, con la plaza de Chueca y las croquetas al aire libre a las 11 de la noche un martes cualquiera... Lástima que tenga que volver a dejarlo pronto.

Y el sábado volví a Barajas a buscar a Miss Jones que llegaba de un largo viaje... Yo no podía evitarlo, pero me puse a temblar cuando la vi, y cuanto más me esforzaba por no temblar, peor era el resultado. Al final seguro que lo notó bajo el abrazo de oso.

Yo ya no sé muy bien lo que siento...Ni sé si lo he sabido alguna vez. Ya desde luego no es igual de intenso que antes. Me encanta estar con ella, y sé que nos volveríamos a tirar horas y horas hablando (de literatura, del gerundio o de lo que fuera). Pero estar con ella ya no es esa euforia constante (elation). Antes era una sensación de felicidad completa y absoluta. Happinest itself, como diría Clarissa Vaughn en Las Horas, y no the beginning of happiness. Yo pensaba que no podía haber nada más maravilloso que estar a solas con ella. Cada minuto era valiosísimo, y yo sólo deseaba que ese momento no se acabara nunca...Que no se acabara el atardecer, ni las moras, ni las montañas nevadas. Ya no es así de intenso (mejor en parte, porque una acaba fatigada in stricto sensu).

Y aun así, no puedo evitar que se remueva algo por dentro cuando la veo, cuando me habla. Supongo que ese cosquilleo en el estómago (más leve o más fuerte) no desparece de un día para otro...Sobre todo en el caso de Miss Jones, que es la persona que más huella ha dejado en mí a su paso.

Y aun así, me alegro de que todo siga igual que siempre, igual de bien, después de dos años, después de tantos acontecimientos de los que hacen historia en las personas...Me alegro de poder contar con una amiga tan buena como ella, de saber que tengo ahí una amistad más sólida que todo lo demás. Sólo espero, eso sí, que ella nunca nunca nunca jamás me falte (deseo de los túneles).

10 comentarios:

Pequeña Mara dijo...

"Tomo mi paracaídas, y del borde de mi estrella en marcha me lanzo a la atmósfera del último suspiro.
La vida es un viaje en paracaídas y no lo que tú quieres creer.

Como se nota que te has aficionado a Huidobro... María, aunque Madrid sea nuestra ciudad estoy segura de que al final te acostumbrarás y te lo pasarás muy bien en el país lejano. Todas las experiencias sirven xa algo, aunk siento tanto que te vayas, que estoy deseando que regresas ya, antes incluso de que te hayas marchado. Un besito y nos vemos porque m tienes q presentar a Miss Jones.

Alnitak dijo...

Bueno, pues yo volveré a Madrid, pero por primera vez para quedarme, y espero salir de ahí con la misma opinión que tú, porque la verdad es que me tienen un poco acojonada. Y también tendré un reencuentro de esos, pero espero que no me despierte mariposillas en el estómago, porque por primera vez vamos a pasar en la misma ciudad más tiempo que nunca, y no estoy yo para retomar dolores pasados...

Mery dijo...


Encontré una página de música en línea que tal vez te resulte interesante. Es fácil y completamente gratis. Podés elegir los géneros que tengas ganas de escuchar y también las canciones que te gusten!

Te dejo el link para que la visites: http://www.escuchando.net/

smilysmiles dijo...

Cuanto me alegro de que tu ciudad favorita del mundo mundial sea Madrid...a mí también me gusta muchísimo...pero me reservo aún decir cual es la mía porque me queda mucho por ver :)

Ayyys las croquetas!vaya mono que me ha entrado ahora de ellas...

besitos!
p.d.a ver si nos vemos en Madrid o en Amsterdam cuando vaya a visitar a Mariane.

Marcela dijo...

Qué bueno que tengas una amistad así y que aún haya cierto cosquilleo, porque eso quiere decir que estáis muy bien juntas aunque no haya pareja. es un lujo poder estar con amigas horas y horas.

Il Tatto dijo...

Que me has dado pena, y te he dejado un comentario.

Ninfa dijo...

Ains mi Penquilla, si esq eres tan mona jaja. Como te voy a echar de menos que seas mi vecinita, si aun no te has ido tendrás que despedirte de mi eh!
Un beso.

Carmen Griss dijo...

Como mola sentir eso por alguien, que después de los subidones no solo haya batacazos y que las cosas se concreten sea de la manera que sea... al fin y al cabo los amigos son los amigos :-)

manceba dijo...

aquí ando, en el trabajo...que ya tocaba...
y me aburro un poco...estoy escuchando musiquita..y ahora me pondré a leer un ratillo...
...y nada, eso te comento...

Montse dijo...

Me elegro que andes ya por estos Lares, por madrid, esta ciudad tan...
Y también me alegro de esa esperanza que dejas con tus palabras, ese sabor agridulce , en fin...
Un beso.