viernes, 25 de abril de 2008

Aulaga

Yo tenía una amiga que se llama Aulaga.

Aulaga era oscura como la garganta de una pantera e impenetrable como una espesa fronda. Tenía icebergs en los ojos y zarzas en el pelo, y un corazón de cacto, duro, áspero y punzante.

Un día algo le pasó a Aulaga. Una visión, un sortilegio, un embrujo, unos ojos que la miraron con un brillo extraño, ojos de adormecedora de serpientes. Aulaga se hizo llamas, porque un calor desconocido la abrasó por completo. Su seco corazón de cacto se encogió y se hizo todo agua.

Quien la exprimió de tal manera aún anda suelt@, desconocido su paradero, pero con la valía y la desgracia de haber hecho papilla un corazón tan espinoso.

12 comentarios:

elenaberenice dijo...

Me encantó tu texto! :-)


"Tenía icebergs en los ojos"

"Aulaga se hizo llamas"

"se hizo todo agua"



Yo me quedo con su fuego, cuando aún podía arder uno/a junto a ella, sobre ella, en ella... <3

manceba dijo...

...preciosa historia..y todo..

Rebe dijo...

Como siempre, me encanta tu relato!!!!! Y tus metaforas me dejan sin palabras!!!! Corto, pero intenso...
Un besazooooo

La Penca dijo...

Elenaberenice: ¡Gracias! Me alegro de que te haya gustado...Yo también me quedo con Aulaga en llamas. Mucho mejor :) Besos.

Manceba: ¡Gracias! Me alegro de que te haya gustado. Ya sabes, que como me aburro me da por imaginarme estas cosas...Besines ;)

Rebe: ¡Gracias, Rebe! Jejeje...Las metáforas se me ocurren sobre la marcha, cuando voy por la calle o estoy en el super, nunca se sabe. Besos.

suavebrisa2006 dijo...

Vaya con tu amiga "Aulaga" Preciosos ojos y ¿cómo siendo toda ella tanto fuego ha quedado reducida a solo agua? Habrá que encontrar a ese malvado/a que ha cometido semejante cosa.
Besos

sarapla dijo...

¿Y quién no ha sido Aulaga alguna vez?Por desgracia los ojos extraños nos gustan demasiado.Miran callando y por más q los miras no cuentan nada y entonces tienes q inventar 1000 historias q siempre acaban en tragedia.
Así es la cosa Penquita mía....No se puede tener una stilnuovista en las entrañas e idealizar todo tanto.
Ayer estuve en Biarritz con mi Beatrice (versión masto) pero algo me huele a rayos...

La Penca dijo...

Suavebrisa2006: Sí, ese malvado/a anda suelto por ahí...No sé ni cómo. Jejeje. ¡Gracias por comentar! Saludos.

Sarapla: ¡Sarapla, eres la mayor pena de la humanidad! Jejeje...Me ha encantado lo de ser una stilnuovista en las entrañas. Muy bueno...Aunque la mayor parte de la gente ignora la existencia de ese movimiento del Dolce stil nuovo...Y lo mismo de Beatrice (versión masto, jajaja, me ha encantado). Es verdad que con ojos así a veces te parece que algo huele mal. Yo también desconfiaría...En fin. Ya me contarás sobre Biarritz con más detalle. La tata me ha sugerido que hagamos tú y yo (y quien se quiera apuntar) un blog de "penas unidas", artístico-literario y con todas las incomprensiones posibles...¿Qué te parescería? Jejeje. Pues lo dicho, que a ver si hablamos luego y me cuentas de tu mancebo ;) Besos.

robasueños dijo...

Los corazones que se rompen luego se pueden reconstruir, con otra forma, pero a veces es mejor y surge algo que hubiera quedado escondido si no.
Y a mí también me gustó más Gante.

Belu dijo...

Joder, emperatriz, no sabía que eras poetisa.

P r e c i o s o
r
e
c
i
o
s
o

Ulysses dijo...

Curiosa pero encantadora historia

Saludos

Hada Gris dijo...

¿Te he dicho alguna vez que me encantas, Penquita?
Jo, me he quedado boquiabierta con la cantidad de recursos que has utilizado. Algún día dejarás a Gómez de la Serna a la suela de tus converse.

Tan leve... dijo...

Me mudé :P