sábado, 17 de febrero de 2007

Ya queda menos

No es seguro, pero parece probable que mi amiga Alice, que es una amiga bastante especial, se venga a Madrid durante un curso entero. Un acontecimiento así me habría hecho una ilusión tremenda hace un año... Y ahora me apetece que venga, pero no me llega a entusiasmar. Ahora es diferente. Ya no sé si sería capaz de permanecer horas y horas despierta observándola mientras duerme, observando sus párpados. O puede que sí, no lo sé. Pero ya no sería igual que antes, y menos después de los últimos meses. Ella ha cambiado, yo he cambiado. Sigue siendo mi kindred spirit y sigue teniendo las mismas clavículas, pero yo ahora busco otras cosas en las personas (aparte de las clavículas, que son imprescindibles).

Tengo una semana para decidir si me voy o me quedo aquí el año que viene. Y ya no es sólo que mi amiga especial vaya a venir. Son también mis otras amigas, y es también que estoy increíblemente bien en Madrid y dudo mucho que en Amsterdam o en Copenhague esté mejor que en mi ciudad.

A veces se me olvida lo increíblemente afortunada que soy, porque todo me va bien, a pesar de las últimas semanas y del agobio de los exámenes... Afortunada porque no me falta de nada, por tener la oportunidad de estudiar y encima hacer una carrera que me encanta, en una universidad que me encanta, por haber conocido a la gente que he conocido. A veces tengo un poco de nostalgia de futuro, como en la canción de Ismael Serrano. Es un sentimiento raro pero se puede describir así... Cada vez soy más consciente de que estoy viviendo una época que es irrepetible, y de que luego todo será siempre igual de monótono siempre. (¡Y pensar que ya voy casi por la mitad de la carrera! Prefiero ni planteármelo). Porque dentro de no tanto tiempo ya no habrá clases de literatura, ni césped facultativo, ni coreografías de Fangoria, ni paseos en pijama a las tres de la mañana, ni consultas al panegírico para resolver dudas lingüísticas, ni croctetillas de Lavapiés ni tardes de cuelgue como la del jueves. (Brutal polisíndeton, Longino estaría orgulloso de mí).

Me da rabia que el tiempo pase tan deprisa, me encantaría poder congelarlo justo ahora y que no pasara ni un día más, que todo se quedara como está ahora. De momento ya ha pasado un cuatrimestre, y dentro de nada me daré de bruces con la abrasante canícula que sí que parece durar eternamente.

22 comentarios:

Hada Gris dijo...

Incertidumbre, miedo a que lo que venga sea menos genial que lo que vives ahora...
No tengas miedo, y lánzate a la piscina. Si sigues siendo tú misma, tu vida únicamente podrá ir a mejor.

Ninfa dijo...

Ains mi pequeña emperatriz es como una niña que la da miedo el futuro, pero no pienses más en el, al fin y al cabo siempre vivimos en el presente y no puedes quejarte del tuyo en Madrid, no pienses, diviertete. Besos de tu vecinita!

PD:¡¡¡JA JA JA, Dalí sigue en mi posesión!!!

Pequeña Mara dijo...

Ya sabes q no t puedes ir!!! Si se va Bollito a Italia y tú tb t vas...¿con kien m reiré d los profes frikis??? ¿Con quién cantaré canciones de incomprendidas? ¿Dnd vas a estar mejor q en MadriZ? PIÉNSALO!! Besitos!

Sandoz dijo...

Qué post más bien escrito. Me he puesto nostálgica yo también.
Un besote.

Firenze dijo...

Aprovecha cara, aprovechaaaaaaaaaa

Besos. Cuánto me gusta leerte escribir así de tu ciudad. Yo también amo Madrid ;)

La Emperatriz Penca dijo...

Hada Gris: Ya, pequeña Hada, pero es que tanta incertidumbre me vuleve loca...A veces preferiría saber un poco mejor qué voy a hacer con mi vida el curso que viene...

Ninfa: Sí, sí, soy como una niña con miedo al futuro...Aunque no me quejo de mi presente en Madrid, sólo deseo que no se acabe...Precisamente porque me divierto y mucho, y me gustaría divertirme así toda la vida. Je, je, je. Un beso, vecina.

Pequeña Mara: Bollo ahora está cambiando de parecer respecto a lo de Italia. De hecho, estamos pensando las dos en irnos al año siguiente, pero no sé, no sé...Desde luego, en nuestra cibdad se está muy bien :)

Sandoz: Gracias...Yo es que últimamente estoy en fase nostálgica. Te lo he pegado, seguro ;)

smilysmiles dijo...

Te entiendo muy bien.
Yo acabo la carrera el año que viene,pero algunos de mis mejores amigos se van de posgrado y siento esa"nostálgia de futuro" de que hablas...
la diferencia es que yo estoy deseando acabar para marcharme fuera.
¿donde? aun no lo se...puede que Londres,París...
lo estoy deseando.
ESpero que te aclares pronto :)
besos!!

Carmen Griss dijo...

Pues anda que cuando te lleguen los malditos treinta y mires esta época que vives con suficiente perpectiva, no te cuento...

lizzy dijo...

Por favor VETE VETE VETE que Madrid no se va a mover de donde está. Que sí, que queda muy poco tiempo de cesped, de tontadas y de todo eso que cuentas. Escucha la voz de la experiencia (que soy yo, por si no caes), que luego no podrás marcharte con esa tranquilidad NUNCA. Que a lo mejor (a lo peor) al curso siguiente pasa algo y no te puedes ir. No pierdas la oportunidad. VETE, donde sea. Mira el mundo desde fuera. Aprende idiomas maravillosos. Conoce gentes diferentes. Escucha ideas expresadas con otras palabras. VETE. VETE o te juro que no te vuelvo a dirigir la palabra (o el comment)

La Emperatriz Penca dijo...

Firenze: ¡Ja, ja, ja, yo también amo Madrid!

Smilysmiles: Ya, me imagino que no soy la única que tiene ese sentimiento...Es que me parece mentira que ya sólo me queden dos años...

Carmen Griss: Huy, yo prefiero ni pensarlo ;)

Lizzy: Ja, ja, ja... Puedo INTENTAR irme, con tal de que no me retires la palabra ni el comentario...También estoy teniendo en cuenta todas esas cosas que dices (idiomas, nuevas experiencias)...Sólo estoy sopesando, a ver qué me compensa más. Y es verrdad que Madrid no se va a mover, je, je, je.

Maryna dijo...

Pasaba por aquí para dejarte un besazo.
No te preocupes, mi niña, que lo que tenga que venir, vendrá.
No pienses en las decisiones que deberás tomar... al final, el corazón decidirá.
Y disfruta el momento, acarícialo con tus dedos... aunque se vuelva a escapar.

:)

diciembre dijo...

Tienes mucha razón emperatriz, es una época preciosa, disfrútala que a veces no nos damos cuenta de lo bueno que es algo hasta que pasa. Lo de irte o no...medítalo, yo siempre he preferido disfrutar de lo bueno conocido.Bs

claradriel dijo...

Yo vivo atrapada entre la nostalgia de un pasado como el que tú describes y un futuro que (espero) está por llegar. Un impasse extraño en el que querría poder haberme dicho más de una vez: disfruta, aquí está la felicidad.

Así que piensa con el corazón, no te vayas a tropezar.

Suerte.

La Emperatriz Penca dijo...

Maryna: ¡Hey, Maryna! Me alegro de que sigas por aquí, aunque sea leyendo y comentando...Tienes razón, lo que tenga que venir vendrá. ¡A ver si hay suerte!

Diciembre: Ya, la verdad es que sí...Creo que es mi deber aprovecharla al máximo ;)

Claradiel: Veo que no soy la única que está así...Je, je, je. Pero sí, tenemos que aprovechar el momento actual...

Montse dijo...

Hola Emperatriz.
Si supongo que el tiempo pasa y pasa también por nosotros, nos cambia y el devenir de los días es inevitable, pronto estos días serán un recuerdo, pero hoy te parece ya un recuerdo bonito, y sí tienes suerte de sentirte así, no lo olvides todo lo vivido queda, y nos vale , ya sea como un recuerdo, como un tesoro, como ...
Un beso

Maine dijo...

Guarda estos momentos como oro en paño, querida Penca, que más tarde nos acordamos siempre de lo que dijo nuestro querido Manrique: "...a nuestro parescer,
cualquiera tiempo passado
fue mejor".

La Emperatriz Penca dijo...

Montse: Afortunadamente, siempre queda el recuerdo de esas cosas...¡Menos mal!

Maine: ¡Ay, esos versos de Manrique, cómo me gustan! La verdad es que sí, hay que disfrutar de estos momentos.

sinfonia agridulce dijo...

a mi me gustarían los días de 48 horas :-)

kss emperatrice

Sara dijo...

No seas tonta y vete! Madrid va a estar ahi siempre, y si las amistades que has hecho son buenas de verdad,sin duda, estaran para cuando vuelvas.
Pero lo de estudiar un ano fuera es algo que merece la pena de verdad... No se... dificil decision por supuesto...

Bohemia dijo...

Todos cambiamos...todo cambia...

Me encantan las claviculas...me parecen hermosas...

Besos y que se despeje pronto esa incertidumbre

sinfonia agridulce dijo...

felicidades por tu fortuna, emperatrice...

kss

Alnitak dijo...

Lo malo es que hay veces que una, se aferra a esa realidad, y evita el futuro, yo pensé que no se acabaría porque tenía dos años más para alargarla, pero ha resultado que ese alargar ya no es igual, sí, por fin estoy haciendo lo que quiero (no donde quiero, claro) pero lo que quiero al fin y al cabo, y hecho tanto de menos, aquello, a mi me queda nostalgia del pasado que no encuentro en el presente, y eso que llevo tiempo con nostalgia de futuro...
Así es la vida...