miércoles, 22 de agosto de 2007

Vida de perros

Éste post está dedicado a una criatura de bastante relevancia en mi vida: mi perra.

La gente que no ha tenido nunca perro no es capaz de entender a veces lo que se puede llegar a quererlosm (hay personas que sí son capaces de comprenderlo, pero muchas sé que no). L@s que sí tenemos perro sin duda sabemos el cariño que se le coge a este proverbial animal de compañía, el mejor amigo de las personas desde tiempos inmemoriales.

No hay ser más noble que un perro. El amor y la fidelidad que profesa un perro es puro y desinteresado. Hay perros que han llegado a dejarse morir de inanición junto a la tumba de sus dueños. Sin llegar a esos extremos, mi perra cuando no estamos en casa no come ni bebe, y a veces ha llegado a perder bastante peso si hemos estado de viaje más de una semana. Y cuando algún miembro de la familia se va de viaje, ella nunca está tranquila (ya cuando estás haciendo la maleta, y seleccionando la ropa que te vas a llevar, ella se echa en la cama y te mira hasta que terminas con ojos tristes). Eso sí, cuando llegas a casa en seguida viene a ti, con las orejillas hacia atrás y moviendo el rabo, aunque te hayas ido sólo a comprar el pan y vuelvas en quince minutos.

Un perro es una alegría enorme, es un amigo incondicional. Nada hay más tierno, más noble y más hermoso que la mirada de un perro, cuando te mira con esos ojitos negros, tan sinceros, tan llenos de inteligencia, tan expresivos que hablan por sí solos. (Aquí es cuando me pregunto cómo hay gente tan desalmada de abandonarlos. No sé cómo no se les rompe el alma cuando le miran con esos ojos. Es algo que me indigna, pero no voy a hablar de eso ahora, porque no es de lo que quiero hablar agora).

Yo sé que me lo criticarán, pero yo pongo a mi perra por delante de gran parte de la gente que conozco, e incluso por delante de miembros de mi familia (no de mi familia nuclear y mis filotíos, pero sí de otros miembros).

Está claro que también a los perros les llega su hora, como a tod@s nosotr@s, porque vivir es caminar breve jornada. Yo sólo deseo que mi pequeña Chispa, que ya está en la edad madura, aguante lo más posible, y que el porvenir le augure una vida sin sufrimientos. Yo confío en que así sea. Y mientras tanto, yo seguiré disfrutando de la bondad que es su compañía.

Escuchando La Piconera, de Imperio Argentina.
Por tu culpa culpita yo tengo negro negrito mi coraçón.

16 comentarios:

suavebrisa2006 dijo...

Hola maja!!! la verdad que muchas veces las personas somos peores que un animal y eso no lo discuto, porque un animal no tiene maldad y si mata es para sobrevivir pero los humanos somos la leche, hay tanta gente mala que a veces me pregunto ¿cómo pueden ser capaces de semejantes atrocidades? en fin mejor lo dejo porque me pongo negra.
Mira nunca he tenido un animal en casa, la cuestión es que nos han regalado una perrita el año pasado de 2 años y era preciosa digo era porque ya no la tenemos con nosotras. Su pasado fué muy duro y pásaba de dueño en dueño la pobre, hasta que llegó a casa. Después de intentar muchas cosas con ella porque estaba muy nerviosa y agresiva y de habernos mordido varias veces la veterinaria nos la sacrificó. En fin, la cuestión es que para ser la primera vez que tenía un animal fué una experiencia dura para nosotras dos, (yo en particularle tenía miedo) pero después de haberla sacrificado nosotras sufrimos mucho su ausencia y nos dimos cuenta que del poco tiempo que ha estado junto a nosotras la hemos llegamos a querer y mucho. Así que comprendo muy bien lo que sientes por tu perrita, cuidala y ella te cuidará a tí.
Besos

Pequeña Mara dijo...

Ya sabes q a mí los animales no me gustan nada de nada (mnos las mariquitas y los pingüinos)pero tampoco les haría nunca daño, pobrecillos!!

Por cierto, lo de "escuchando La Piconera" ha sido lo más JAJAJA! Qué bonitas las canciones folclóricas ¿¿verdad?? El otro día en la despedida de soltera salió uno a cantar "María de la O" y yo cantando como una loca y la gente me miraba...Ayys Mari nadie nos entiende, mnos mal q t tngo a ti. Besitos!

estrella fugaz dijo...

Sé que siempre se queda fatal cuando hablando de perros alguien habla de gatos, pero a mí, aunque me gustan los perros me gustan mucho más los gatos, son más independientes, cuando quieren mimos vienen y cuando no no. Me gusta la gente independiente, y los gatos... también.

La Penca dijo...

Suavebrisa2006: Eso es cierto, los animales no tienen maldad, no tienen crueldad...A veces las personas somos mucho peores. ¡Qué mala experiencia lo de tu perrita! No me extraña que fuera duro. En muy poco tiempo se les coge cariño...

Pequeña Mara: María de la O...¡Es buenísima! Está incluida en la selección de copla que te he hecho...Jejeje. Nadie entiende nuestros gustos musicales, es verdad. El retrochochi, Fangoria, Mago de Oz, La Pantoja...Un poco aberrante, también hay que decirlo ;)

Estrella Fugaz: Está bien, cada cual tiene sus gustos... Yo me quedo con los perros, pero los gatos también me gustan mucho.

Ripley dijo...

Yo no tengo perros porque me dan mordido y me dan miedo pero lo que dices en cierto; mi madre tuvo unos pájaros en casa, eran su alegría y cuando murieron lo pasó fatal y ya no quiso más mascotas.un besito

laurópata dijo...

Entiendo perfectamente lo que dices y lo comparto al 100 por 100. Yo, a los animales en general los ante pongo antes que a las personas adultas en general. Somos una especie terrible, destructiva y autodestructora.
Y, la verdad, como mi gatita no hay nadie... La quiero, la adoro y es generadora de mi felicidad.
Lo mejor que tienen los animales de compañía es que te quieren por lo que eres. Les da igual tu físico, tu cara, te soportan los malos humos y están ahí dándote todo su cariño cuando estás triste.

La Penca dijo...

Ripley: Sí, es que se les coge mucho cariño...Yo hasta lo pasé mal cuando se murieron unos hámster que tenía.

Laurópata: Sí, somos una especie destructivo, y a veces cruel. Yo por eso a veces tengo a los animales los tengo en más alta estima - en ellos no hay un ápice de crueldad, sólo hay instinto. Y además, el cariño que dan es inmenso. Como diría la frase aquella de Lord Byron, cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro. (Creo que era de Lord Byron). Pues eso.

Bohemia dijo...

nuestros animales de compañía forman parte de nuestra familia, son importantes para nosotros, y llegamos a quererlos tanto que su ausencia es extremadamente dolorosa.

Abrazos a Chispa...
Chispitas de cariño para ti...

david santos dijo...

Buen trabajo. Gracias.
Yo adoro perros.
Tiene un buen fin de semana

Gatazul dijo...

Dónde narices te has dejado tu inseparable color rosa fucsia????

;)

smilysmiles dijo...

He vuelto!!
pasaba a saludarte despues de las vacaciones! :)
besitos!

troyana dijo...

Vaya, te entiendo perfectamente.Yo tengo un perro casi inexpresivo y aunque este mes de vacaciones lo he dejado con mis padres( y creo que está algo resentido...) lo cierto es que le quiero muchísimo, y en poco tiempo se ha convertido en alguien muy importante en mi vida( si calculo el tiempo que le dedico a diario no es para menos...ja,ja,ja) en fín,creo sólo l@s que tenemos animales en casa, podemos entender ese sentimiento...saludos troyanos

ob-servando dijo...

Comprendo el cariño que le puedes tener a tu perra y que la prefieras, incluso, antes que algunos de tus familiares,su mirada y su paciencia, pero siento decirte que es un animal, y eso no lo puedes cambiar. Esto no es negativo( negativo es que apliquemos "animal" a personas que no se comportan como humanas). Dentro de tu afecto y cariño le estas atribuyendo cualidades que son humanas aunque tu las veas así. No quiero que veas esto como negativo o una crítica, situar las cosas en su sitio no ofende, los animales, de compañía, dan un enorme bienestar a sus dueños y lo ofrecen sin pedir nada a cambio.

Alnitak dijo...

Larga vida para chispa...

Firenze dijo...

Nena, hay que ver cómo y cuanto me gusta leerte, leñe.

No veo la hora de poder tener a mi retoño perruno, ya te lo presentaré convenientemente.

Besos

Virginia dijo...

La perra de mi chico se llamaba laika. Es un blog precioso que me recuerda mucho a ella, a mi y todo lo que dices lo diria yo tambien, es muy triste querida amiga que una caniche tan churry que te ha llenado un poquito la vida durante muchos años se vaya de la forma mas tonta. lo peor es que la llevamos al veterinario y como pillaba en fin de semana decidio que lo mejor es que lo pasara alli, con suero,... en una jaula encerrada, sin nosotros en nuestra casa... fue horroroso saber que murio solo, no pudimos ni siquiera decirle adios de verdad... aunque yo cuando volvi de la playa para ver como estaba, la cogi del cuello y mirandola le llore con tal amargura que asuste a mi novio... sabia qué iba a pasar. No puedo olvidarla!! Visita mi blog y la ves porfi, http://lalocadelacasa2@hotmail.com/ aunque solo sea por que su recuerdo no se olvide! Un abrazo