martes, 27 de mayo de 2008

Fin de curso

Este curso ya casi toca su fin, y a mí como siempre me da por reflexionar sobre todo lo acontescido. Ya tengo algo de nostalgia pensando que me me quedan poco más de tres semanas. Yo y mi nostalgia, cómo no. Es una nostalgia rara, porque tengo ganas de irme. Tengo ganas de sur, de mediterráneo, de que los tomates no sean tan caros, de que las cosas huelan a lo que sea, a jazmín, a pino, a azahar, a romero, a sardinas asadas o a mierda, me da igual con tal de que el aire huela a algo. Nunca pensé que llegaría a echar de menos mi tierra de Vandalia, contra la que tanto despotrico, pero es así, porque como dice Haizea, me sale el ramalazo andaluz.

Por otra parte, tampoco es que haya sido éste mi mejor año de la carrera. Pero a la vez, voy paseando por las callejuelas de Amsterdam y sé que en el fondo echaré algo de menos esto, porque es como que me he acostumbrado a ello, es un poco parte de mi vida, he dejado parte de mí aquí, y además no tengo intención de volver a pisar suelo holandés en un buen tiempo.

Suelo decir que éste ha sido un curso muy sin más (a pesar de que ha tenido momentos también muy buenos, claro). Un desastre en lo académico y no muy bueno en lo personal. No ha sido un Erasmus al uso. Pero bueno, para Erasmus ya tengo Madrid, no me puedo quejar.

He reído, como siempre, y también he llorado mucho más que otras veces. Debe de ser que ando más sensible últimamente, o que simplemente ahora doy más rienda suelta a mis emociones y si me apetece llorar lloro. Casi siempre por chorradas, pero muy a gusto que me quedo luego. Aunque cualquiera diría que tengo lágrimas de cocodrilo cuando me pongo a llorar si se muere un perro en una serie de la tele, o cuando David me contó la historia del autobús que lloraba. Lo de los perros ya se sabe que me toca mucho la fibra, lo del autobús es indicativo de que se me va mucho la pinza.

También estos meses he superado obstáculos y he aprendido muchas muchas cosas. He aprendido que en esta vida se aprende a base de palos, yo al menos, y que los momentos duros y difíciles te van curtiendo y te van enseñando. Es triste que tenga que ser así, pero lo es, y en ese aspecto, estos meses fuera me han servido mucho. También me han hecho más chunga y más buitre, todo sea dicho. Pero qué se le va a hacer. Yo al menos me siento mejor, mejor ahora que soy más desenvuelta y más dura, ahora que tengo esta experiencia a mis espaldas.

11 comentarios:

Mara dijo...

Se ha pasado volando el curso (como siempre), como el mesmo tiempo q pasa tan presto. A mí m da penilla acabar este curso más q nada x q no veré a mi amor Z.Z. en mucho tiempo (o quizás nunca más, quien sabe).
Su sola presencia
ha compensado el hecho de haber sido semi-abandonada (Carol en 2º, tú en Amsterdam y Mónica...en fin, de un día q venía faltaba tres así q...)Me alegro tb x haberme acercardo más a Sonia ya q no pensaba que pudiera llegar a tener tan buen feeling con ella y tanta confianza
(y es una chica de oro, como las de la serie pero en joven jajaja)

Pues eso Mari, q parece q fue ayer cuando te marchabas xa Amsterdam y mira... Un besito muy fuerte!!

P.D. M encanta tu nueva clasificación del blog x etiquetas, sobre todo el de la palabra nostalgia (q tan bien te define a veces)

Beatrize Poulain dijo...

Lo malo es que si el corazon fuera de piedra, estaría muy bien eso de tallarlo a hostias con el cincel, pero al ser visceral creo que es contraproducente en el sentido de que tras la hostia va o bien la desangración total con variopintos desenlaces, o bien se te queda ahi un coágulo que fijo que algun dia te da por culo y la espichas. Lo unico que nos queda a los corazones viscerales ahostiados es:

A) fardar de ello y hacernos los duros para que no nos den por todos los laos de la hostia en adelante.

B) escribir cosas deprimentes que pasen a la historia por su sensiblilidad a flor de piel.

La gente es un cincel con patas........

sarapla dijo...

¡Ay,Penquita de mis amores!Tienes toda la razón del mundo: ha sido un curso para aprender,crecer,conocer... Nunca mires hacia atrás y pienses qué podría haber sido mejor...
Tempus fugit,Holanda confecit.
1 beso.

robasueños dijo...

Frente al cambio, la nostalgia es normal no. Es que justo escribí esta mañana muy temprano de lo mismo. LLevo años queriéndome ir, y ahora de pronto me sale un no sé qué de agarrarme hasta con los dientes a las cosas del hoy.
Lo nuevo va a ser bueno, y pasar página es también liberador. Suerte!

mireyis dijo...

Hola Mariolin, me ha gustado lo q has escrito, xq en parte me siento muy identificada.Es cierto q por desgracia en esta vida aprendemos mas a base de palos q x otra cosa, xo mírale el lado bueno(o por lo menos yo siempre intento sacarle el lado positivo), todo lo q te ha pasado, como tu bien dices, te ha servido para madurar y xa valorar cosas en la vida, q quizás jamás te imaginarias q las llegarías a valorar.

Por otro lado, no creo q te hayas vuelto mas buitre y mas chunga, simplemente q cuando alguien o algo te lo hace pasar mal aprendes y te haces más fuerte y eso tb te sirve para q la gente no te pisotee tan fácilmente (xq hay gente mu perra y mu cerda x el mundo...verdad?)y x ser mas dura, no eres peor persona, eso te lo aseguro, xq para nada eres asi(q tp digo q lo hayas dixo eh..solo era un apunte q keria hacer yo jeje).

Que tal os ha ido el examen?esxo q mu ben y os lo deseo de corazón.Si eso ya me mandarás un email o me contestas x aki q tal ok?

Pos na chikilla muxa suerte a las2.

Muxos Besis!!!

Rebe dijo...

Hola penquita!!!
Yo tambien en los finales de curso saco la balanza y analizo que ha pasado... si quito el tema de la tesis, este año se merece un 10!!!
Me veo más optimista, más segura, más feliz, más grande!!! Pero si pienso en el trabajo, no sé en que he invertido mi tiempo... espero ponerme las pilas ahora, que sino en septiembre (otra epoca de reflexion) vendra la crisis fuerte...
Un besazo enorme y espero que os haya ido bien con el ingles!!!

sinfonía agridulce dijo...

penca, reflexionar sobre lo acontescido siempre es bueno aunque tampoco hay q darle mucha importancia a nada ya q todo es relativo...

menudo discurso te he echado así por las buenas jejeje...

bss

Montse dijo...

Mientras te leía se me dibujaba una sonrisa agridulce en mi cara, me recordaba a tantas cosas, siempre es bueno vivir lo vivido, esas calles de esa ciudade son parte de ti y viceversa, con el tiempo todo será un recuerdo dulce.
Feliz regreso.

estrella fugaz dijo...

Te diría que me he identificado con casi todo el post, mi erasmus no fue corriente, también pensé desde el principio que para lo que se entiende como erasmus yo también tenía ya Madrid, y ese año lloré mucho, por cualquier tontería, estaba muy sensible.
Pero a mí en la carrera me fue mejor que aquí, y a mí eso me influye mucho, entre otras cosas porque el balance de fin de curso yo lo llevo haciendo ya muchos años en septiembre, aunque puede que éste lo haga algo antes ;)
Espero verte pronto.
Un beso

Prigkinissa dijo...

Jo, a mi me gusta la inocencia, no como sinónimo de tontuna, pero sí como antónimo de trepa,de buitre. Espero que el aire de la Gran Urbe Gris nos devuelva a La Penca de pre-erasmus, porque para mí es un retroceso esa dureza adquirida.
Por otro lado, me parece genial lo de expresar tus sentimientos, por muy tontos que sean :)

besos

La tejedora de sueños dijo...

Totalmente de acuerdo con Prigknissa. A mí también me gusta la inocencia como antónimo de buitre y de chunga. Porque estás hecha una chunga jajajjaa. De hecho, es uno de tus puntos fuertes: despistada, en las nubes, creativa, soñadora, etc...Y risueña. Te faltaba en Amsterdam ese punto de risueña; pero es normal dadas las circunstacias. En lo de despistada me siento (irremediablemente) identificada. Aunque creo que yo soy mucho peor que tú, si te sirve de consuelo jajajaa. Pero, yo estoy segura de que sólo te hace falta volver para recuperar esa parte de ti que tanto te define.
P.d: Sara quiere que nos disfracemos para el Orgullo. Vete pensando algo. ¡Besos!