jueves, 17 de diciembre de 2009

Mil bengalas por dentro

"Y sin oler lo que se besa, el beso no sabe a nada". Migue Ángel Asturias, El señor presidente.


Hace un año fue un noche mágica.

Fue como si se me encendieran mil bengalas por dentro.

Llevaba semanas soñando con un beso al despedirnos en el metro o con un beso en el cine o algo así. Así como en una comedia romántica. Pero fue mejor. Fue como tener dentro un parque de atracciones, o un carnaval, o camas elásticas, o fuegos artificiales. Fue la exposición de Degas, el teatro, los mojitos, y salir, entrar, salir, entrar, salir, entrar, y un beso muy largo.

Y cerrar los ojos y pensar que estaba pasando de verdad, y acariciarte el pelo, y pegarme mucho a ti. Y lo mejor de todo: imaginar todo lo bueno que estaba por venir.

7 comentarios:

Reikjavik dijo...

Enhorabuena!!

Mara dijo...

Ay madre cómo pasa el tiempo... Ese día se me cayeron unas lagrimitas de emoción, fue como de película ;)

Mafalda dijo...

snif :(

Anónimo dijo...

mil felicidades

es un post súper bonito
sois súper bonitas, lo pensé desde la primera vez que os vi

muchos besos a las dos
elena

E. D. dijo...

Mil bengalas dentro...¡me encanta!

Besos

Paris Quelart Budó dijo...

¿Es tu ojo?

Anónimo dijo...

Vaya, qué ganas de ese beso largo me han dado...