sábado, 30 de octubre de 2010

Matar los nervios como culebras

La víbora del miedo derrotado,
mi calor y su frío.
L. García Montero.


A veces hay que intentar matar los nervios como culebras. Los nervios como pequeñas garras que nos pellizcan el estómago*.

Quiero pensar que, no obstante los nervios y no obstante los miedos, puedo superar las dificultades. Las he ido superando. Igual que cuando de pequeña mi padre me enseñó a montar en bicicleta en Francia. O como cuando en sueños salto desde trampolines altísimos hasta caer al agua negra del mar.

El secreto está en ir avanzando muy lentamente, con pasos de oruga, y con algún paso en falso, y sobre todo, sacar pecho y creer que se puede.


*El estómago es el epicentro de las emociones, yo lo veo muy claro. Al menos, así es en mi caso. Algunas se derivan al corazón, otras a la piel. Pero el grueso de las emociones queda en el estómago.

8 comentarios:

paula budge dijo...

la infraescripta se pasaría leyendo tus post todo el día. Dan en el mismo centro de la verdad, en los detalles que hacen la diferencia.

Y porque eres la demostración de que es posible tener gusto por las palabras antiguas y ser fan de Amelie, y etc etc.

Saludos...

la chica de las biscotelas dijo...

sabias que los arabes en la edad media atribuian al estomago las mismas cualidades que al corazon?
me gusto tu entrada. (y sigo sin tildes)

La Penca dijo...

Paula Budge: Muchas gracias :) Me alegra mucho tener comentarios así como el tuyo... A mí también me gusta saber que hay por aquí gente con gusto por Amélie y por las palabras en desuso. Un saludo y gracias.

La chica de las biscotelas: ¡No tenía ni idea! Pero me parece muy acertado... Gracias por el comentario y el apunte. Un saludo :)

paula budge dijo...

S.M.I.R. Penca: ¿Qué piensa de las nuevas reglas ortográficas de la RAE? A mi me ha dejado espantada la idea de dejar de acentuar guión, truhán y huí, entre otras.

saludos

La Penca dijo...

Paule Budge: Yo tuve noticia de esos cambios el otro día... Y la verdad es que también se me va a hacer muy raro no acentuar "guion" ni "truhan", además de que no me parece que sean cambios muy significativos... Por no decir que, al menos yo, no pronuncio "guion" exactamente como un diptongo. Creo que hago más bien un hiato... Pero no sé. Me imagino que los académicos se sabrán lo que deciden (algunos). Un saludo :)

Hada Gris dijo...

¿No estás triste por la nueva ortografía de la RAE?

Anónimo dijo...

penca cada vez escribes mejor, escribes tan bien que me da fatiga fuerte que me tengas ahí como tu mentora (con mi mania de no poner comas y de pner mils ys - o yes dentro de nada-y de no saber dónde van las tildes)
me declaro fan total
y claro que el estomago es el corazón, sin duda alguna

un beso grande. mua!

La Penca dijo...

Hada Gris: Un poco mosqueda, más que triste... Pero los académicos a veces se creen que tienen razón y no... ¿A ti qué te parece? Un beso :)

Elena: Gracias, Elena :) ¡Pero es que tú eres mi mentora de verdad! Si no llega a ser por ti, yo no sería la Emperatriz Penca... Qué bien que me animases a abrirme uno (yo, que no sabía ni lo que eran los blogs...) Y tú también escribes muy bien y transmites mucho, aunque no pongas comas ni tildes, precisamente por eso, por tu espontaneidad y la frescura de todo lo que dices y cómo lo dices. Qué bien que seamos fans la una de la otra ;)