sábado, 16 de septiembre de 2006

Lo único que te faltaba a ti es ponerte a cultivar ahora el género epistolar (I)

(I). Después de una interminable conversación de dos horas con A, parece que esto es lo único que he sacado en claro:

Mi querida A:

Si esos lazos invisibles y transatlánticos que nos unen no fueran tan robustos, puede que me atreviera a desgastarlos un poquito dejándote leer esta carta. No obstante, creo que poner en peligro los sólidos pilares de nuestra amistad sería una insensatez que no se me ocurriría hacer hoy por hoy. Eso contando además con que tú, en principio y en teoría, no eres bollo ni tienes intenciones de serlo (aunque yo luego esté convencida, gracias a Haizea, de que en el fondo todos somos un poco bisexuales, o simplemente, amamos a personas, y no al sexo femenino o masculino en particular. Para dudas y preguntas, consúltense los Principios Ichitrianos).

Conocerte fue una toda una revelación (y una broma que nos gastó el hado, estoy convencida), y creo que al poco de conocerte, me enamoré de ti hasta la médula. De hecho, creo que noté un extraño chisporroteo cuando fuimos paseando por la orilla del río y hablamos de Jane Austen y de las aventuras de tu tocaya en el País de las Maravillas (uno de nuestros libros de cabecera). Tú lo notaste también, lo sé. Y creo a partir de Jane Austen, el enamoramiento no fue sino in crescendo ;)

Cuando te conocí era julio. Hacía calor, y tú ibas siempre en pantalones cortos, mientras yo me dedicaba a soñar que me convertía en un ser minúsculo (probablemente me había comido uno de esos pastelitos de eat me que Alicia devoró para decrecer y poder colarse en el jardín, persiguiendo al Conejo Blanco)...Y al convertirme en un ser ser minúsculo podía deslizarme peligrosamente por tus preciosas piernas de ciclista, hasta aterrizar de golpe en las hortensias del jardín. Empecé también a soñar con tus ojos encharcados que goteaban marrón, con tus delicados párpados, y por supuesto, por supuesto, con tus clavículas.

Dada la longitud exrema de este mi último post, he optado por dividirlo en dos partes con el fin de facilitar su comprensión al eventual y valeroso lector que sea capaz dea guantar la incesante verborrea de la penca.

27 comentarios:

Bilonguis dijo...

aquí un eventual lector que se ha quedado a medias, ¿qué esconderá esa segunda parte? ¿dejarán sus ojos de pintar paisajes otoñales?????? tachan..la respuesta después de la publicidad!!

Sandoz dijo...

Querida Emperatriz... Cartas así me dejan sin habla, aunque esta también me ha dejado con una curiosidad enorme, por saber cómo continúan tus palabras.
Más, por favor.
Un besazo.

elena dijo...

continua continua

jolin que bien escribes


este post ha sido como los de clementine...

tury dijo...

joo no nos dejes a medias, sigue sigue.

besitos

Pequeña Mara dijo...

Cacho cerda ya sabes que las personas que se conocen en esta u otras vidas, siempre llegan por alguna razón (las casualidades no existen).Y con la cantidad de gente q hay en el mundo q t encontrases con ella al otro lado del charco es tan poco casual...Quién sabe lo q puede pasar en un futuro. Actualiza pronto a ver cómo acaba la cosa.

Un besillo!!

smilysmiles dijo...

Se dice in crescendo...
Preciosa la carta,me encanta.
Pero yo no estoy de acuerdo con que el ser humano sea bisexual por naturaleza.Es una discusión que he tenído varias veces con un amigo.De todas formas leeré lo que recomiendas.
Espero impaciente la continuación...;)
un beso

smilysmiles dijo...

¿donde puedo encontrar los principios ichitrianos?

Pequeña Mara dijo...

JAJAJA!! Creo q deberías aclarar lo de los Principios Ichitrianos o hay gente q se volverá loca buscando el libro. O dile a Haizea q haga una recopilación, lo q más gustes.

Un beso repetido!

La Emperatriz dijo...

Bilonguis: Je, je, je. La segunda parte no esconde gran cosa, es una tontería. Pero bueno, está bien lo de que algunos os quedéis con la intriga.

Sandoz: Lo que continúa tampoco es que sea nada super emocionante, la verdad...Pero bueno, me alegro de que al menos esta primera parte te haya gustado.

Elena: Gracias, penca. Es que yo de mayor quiero ser como Clementine y escribir tan bien como ella. (Bueno, no de tan mayor, no es que Clementine sea una abuela ni nada, pero bueno, tú ya me entiendes).

Tury: Je, je, je. Tranquila, seguiré, seguiré. La segunda parte ya está hecha. Lo hice todo junto, sólo que dividí el post en dos porque si no iba a ser kilométrico.

Pequeña Mara: ¡Gracias por tu comentario, Mara! Ya sabes lo que yo pienso sobre eso, que las casualidades de existen y que, como he dicho en el post, conocer a Alice fue una broma que nos gastó el hado. Estoy segura. (La gente no se quiere dar cuenta, pero es así). Muchos osculitos.

Similysmiles: Gracias por lo de in crescendo. Me imaginé que tú lo sabrías. (Ya lo he corregido en el post, y en lo he puesto en negrita además. No se me volverá a olvidar). Lo de los prejuicios ichitrianos no se encuentar en ninguna parte. Es una broma que tenemos mi amiga Haizea y yo. (Supuestamente son unos principios suyos que yo he llamado principios ichitrianos. Es una historia bastante larga y bastante tonta, así que ya te la contaré algún día ;)

lizzy dijo...

Ay, con esa conversación y piernas de ciclista, cualquiera se enamora...

La Gosa Roja dijo...

Como me está gustando!, venga nena, dale, sigue. Y yo pienso lo mismo: todos (o al menos casi todos) somos un poco bisexuales, asi que ninguna hetero es del todo inalcanzable.

sinfonia agridulce dijo...

emperatrice, ya era hora de q actualizaras...

y si, todos somos un poco pervertidos y tenemos dentro el poder de querer a las personas, no a los sexos...

kss

chicasurf dijo...

No me hables de cartas eh? Que buena la lie en literatura...Grrrrrrrrr, puto epistolary xD
Pero sinceramente, me muero de ganas de leer la segunda parte gusanito ;)
Un besote nena!

Gatazul dijo...

Primero que todo, a mi me has dejado con ganas...qué es eso de dividir el post?? Y qué hay de los que estamos desenado leer y leer y leerTE?
Y segundo...las clavículas. Esos extraos huesillos que a mí también me hacen girar en círculos.

Un beso fucsia (por esta vez, solo eh?)

Jo March dijo...

por favor, la continuación YAAA !!!
me encanta leerte. un abracito wapa.

Hada Gris dijo...

¡Vamos! Que quiero la continuación...
Por cierto, tu verborrea es genial, jejeje.

TrIbAdE dijo...

Sí alguna vez habla con esa verborrea de su amor por mí , te jurop que le pido que se case conmigo y no deje de verborrear jamás. Quizá lo que más me guste sea como se entretejen los hilos de tu sensibilidad y tus sueño para hablar de ella...

diciembre dijo...

Dudo mucho que un post tuyo pueda tener longitud extrema, da gusto leerte.

Vamos cone sa segunda parte.

David dijo...

¿Qué verborrea? Pero si me encanta...

La Emperatriz dijo...

Lizzy: Ya, es que esas piernas son para volverse una loca. (Y la conversación también, claro. Tú que llevas un nombre de Jane Austen lo sabrás mejor que nadie).

La Gosa Roja: Yo también creo que casi ninguna hetero es inalcanzable, pero a ver, a ver...

Sinfonía Agridulce: Es que he estado con segía de ideas otra vez. A ver si a partir de ahora actualizo más a menudo. (Se intentará, de verdad).

Chicasurf: Je, je, je...Me ha encantado lo de gusanito, Chicasurf. La segunda parte llegará en breve, está ya escrita.

Gatazul: Jo, Gata...Los besos deberían ser fucsias siempre, o al menos cuando los dejas en mi blog (y así hacen juego con el fondo). Y las clavículas...Ays...Yo pensé que sólo yo tenía fijación con ellas, pero veo que no. Je, je, je.

Jo March: ¡Gracias! La continuación la publicaré en breve, no desesperes. (La tengo ya escrita. Es que me gusta dejar a la gente con la intriga ;)

Hada Gris: La continuación llegará muy pronto, está ya hecha. Pero mi verborrea...Uf...Te aseguro que n oes tan genial. A veces me paso. Je, je, je.

Tribade: Je, je, je. Me alegro de que te guste...

Diciembre: Que sí, que sí, que a veces puedo ser muy pesada. Tengo nula capacidad de síntesis....Pero me alegro de que te guste ;)

David: Je, je, je. Yo me alegro ;)

somiatruites dijo...

qué intriga...mmm...y genial la imagen psicodélica de la pequeña emperatriz en las maravillosas piernas de ciclista :)

somiatruites dijo...

jajaja...¡¡¡te me adelantaste en el comment por un minuto!!!¡quiero segunda parte ya!

La Emperatriz dijo...

Somiatruites: ¡Ja, ja, ja! Sí, me he adelantado por los pelos....La segunda parte muy pronto...

Maryna dijo...

Yo también pienso que dentro de nosotros se alberga cierto sentimiento bisexual, o al menos, de los pasionales o sensibles, que andan siempre buscando la belleza (alegórica, física, psíquica) y la pueden ir encontrando en un hombre o una mujer indistintamente.
Me ha encantado esta primera parte de la carta, ahora imagino la segunda parte, expectante :)
Seguí el rasto de un aroma, más bien el olor del espíritu de filóloga, y llegué hasta aquí ;)
Un besito chatina

Marcela dijo...

Pues yo creo que todas somos un poco bollos (bueno, yo soy mucho, no un poco) y ya me gustaría a mí perderme en unas hermosas piernas de ciclista.

Dostoievski dijo...

Es envidiable (al menos para mí) el contar con una experiencia así en tu vida. La carta es muy emotiva.
Sobre lo de que tomos somos un poco bisexuales, y que nos enamoramos de personas...No sé, me parece una afirmación demasiado políticamente correcta (muy acorde con estos tiempos de paulatina asexuación (¿Existirá esa palabra?)). Yo sólo he sentido atracción física por mujeres, y creo que eso es determinante al hablar de este tema.
Aunque, quién sabe, nadie está libre de cruzarse con Madamme Buterfly... .
Saludos, cuídate.

Alnitak dijo...

Aunque a veces una verdad sea el mejor pilar para cualquier amistad...