martes, 7 de noviembre de 2006

En los tiempos de maricastaña

Los más cínicos no la creían cuando ella decía que había sido una castaña hasta hacía relativamente poco, que en su vida había sido casi siempre otoño. Les parecía inaudito que alguien como ella hubiera podido ser alguna vez de color tierra. Pero ella decía que sí, que en los tiempos de maricastaña (porque era una Maricastaña, para ser más exactos, no una castaña vulgar y corriente), ella se vestía siempre con una asperísima piel de puercoespín (imaginaos qué atraso...De ahí a la mujer del Paleolítico no hay más que un paso). Solía refugiarse en grutas secretas para que los asadores de castañas no la sometieran al suplicio de San Lorenzo.

Pero una vez en noviembre su pequeñísimo planeta empezó a girar y a girar (un planeta que era ingrávido y yermo y marrón, y en el que sólo habitaban ella, su zorro y su rosa de pétalos temblorosos). Y con el giro se produjo un devastador solsticio de verano, que arrasó por completo la fauna y la flora del pequeño planeta. Murió el zorro, murió la rosa, y sólo sobrevivió Maricastaña, que decidió emigrar a un planeta lejano en el tiempo, donde no hiciera frío y donde no tuviera que llevar pesados caparazones de castañas ni ásperos abrigos de puercoespín.

Y eso fue lo que le acontesció, y eso fue lo que ella contó aunque muchos no la creyeran.

[Diluvia afuera y adentro también. Los cristales se empañan, y también las gafas. Las urracas se resfrían. He descubierto que me gusta Quevedo y que las cosas no me la sudan tanto como pienso y digo. Las alfombras se engrosan y los castaños tienen alopecia. La noche sigue llegando con demasiada antelación].

35 comentarios:

Pequeña Mara dijo...

Penca q post más bonito y original! Aunk sólo lo pueden entender mentes frikies como las nuestras. M ha encantado. No sé cómo se t ocurren estas cosas d verdad! JAJA! Eres única, ía.

Leeré yo tb a Quevedo y ya t cuento. Qué bonita la clase d perro pachón d verdad...m emociono.

Un beso picaresco!

prigkinissa dijo...

...Y llueve y llueve sin parar. No se pueden dar románticos paseos al aire libre porque, como diría mi madre, "te puedes coger un costipao de caballo". Para colmo, no me gustan las castañas, tampoco las de nombre Mari,ni el color marrón.Decididamente, el Otoño es una estación triste.

Por cierto,me ha picado la curiosidad y me he tomado la molestia de buscar quién era Maricastaña:

"No hay certeza acerca de la existencia de este personaje, como tampoco se conoce el motivo por el cual se lo asocia con épocas remotas.
Hay quienes afirman que, efectivamente, existió en la provincia de Lugo (España) una Maricastaña quien, junto con su marido y hermanos, encabezó un partido de extracción popular que se oponía al pago de los tributos exigidos abusivamente por el obispo del lugar. Incluso, se afirma que habría sido ella misma la que ordenó matar -como represalia- al mayordomo del prelado.

Aparentemente, la fama de esta mujer se cimentaba no tanto en sus principios morales y actitudes de arrojo cuanto en su aspecto muy varonil.

Sin embargo, también hay quienes afirman que el personaje Maricastaña no es real sino ficticio y pertenecería a la leyenda celta, a través del cuento "La batalla de los pájaros", cuyo personaje central es una tal Auburn Mary (traducible como María de color castaño)."

Interesante,¿no?

besos a secas

Y,a continuación...

...Mi acostumbrada P.D: original el post, desde luego. Con respecto al comentario de Mara, ojalá yo pudiera decir que alguna,aunq solo sea una, de mis clases es bonita:(

Maine dijo...

Es bonito que la noche se eche encima, Emperatriz, la oscuridad nos recuerda lo pequeños que somos. "¡El Universo está en la noche!" ¿Conocías esta cita? Es de Novalis.
Un beso.

somiatruites dijo...

me encanta el punto surrealista de algunos de tus escritos :)

*un abrazo fuerte en esta noche traicionera que llega antes de lo que se espera (no conozco demasiado a Quevedo...apuntada la recomendación :P)*

Alnitak dijo...

Cada día podemos descubrir cosas nuevas, cada día nuestra vida como la de Maricastaña, puede dar un vuelco, cada día, la noche seguirá llegando con más antelación...pero ten paciencia, sólo hasta Diciembre. ;-)

Jo March dijo...

me ha encantado este post, penqui. Tienes razón, la noche llega demasiado pronto, no me gusta. y en cuanto a quevedo, a mí siempre me ha encantado, es un gran descubrimiento el que has hecho porque tiene versos de lo más hermosos.
Un besote muy gordo y goteando, que aquí llueve a mares.

lizzy dijo...

¿Y cayó en el planeta sartén calentito calentito?

Ripley dijo...

Ummm, ¡qué bonito! Muchos no la creyeron pero ella ahí sigue, tan suya, como si el tiempo no pasara...No llueve, ni se empañan los cristales pero es sí q nos resfriamos por aquí y la noche, maldita/bendita noche llega con demasiada antelación. un besito

todoslossecretos dijo...

Las castañas con sus visones punkis...en Roma te las venden, carísimas eso si, pero puedes llevarlas en el bolsillo calentitas. El otoño es mejor, puedes ir de la mano con la gente y no te suda. Quevedo forever, por cierto.

Anónimo dijo...

Esque no hay derecho a que la noche llegue por la tarde, ¿no?

Montse dijo...

A veces las cosas que pensamos que no nos importan nos importan mucho mas que quisieramos , el corazon va por un lado y la cabeza...
Un beso emperatriz

sinfonia agridulce dijo...

me encantan las castañas, me recuerdan a las que asan en los otoños de todas las ciudades españolas algo decadentes...

besos

Firenze dijo...

Brava mi arma, braaaaaaava

(Me encantó)

Bohemia dijo...

Me encantó la historia castañística y el paréntesis con fundamento...
Abrazos

Labrujamala dijo...

tápame bien a las urracas niña, que no quiero que se resfríen aiss..

smilysmiles dijo...

qué bonito post!
lo del suplicio de S.Lorenzo muy original.
besitos!

pitu / yang dijo...

y yo q no conocia a maricastaña... menudo descubrimiento!! jeje
un besin!

pitu / yang dijo...

y yo q no conocia a maricastaña... menudo descubrimiento!! jeje
un besin!

La Emperatriz Penca dijo...

Pequeña Mara: Pues este último post se me ocurrió mirando un castaño del parque germanófilo, ya sabes...No sé, cada día se me ocurren cosas más extrañas.

Prigkinissa: Qué interesante eso que me has contado sobre Maricastaña. No tenía ni ideal del porqué del dicho. Je, je, je. Siempre se aprende algo nuevo ;)

Maine: No conocía esa frase, y está bien saberla. A mí la noche me gusta, tiene un encanto especial, y además, yo soy noctámbula al máximo...Lo que no me gusta es que llegue tan pronto ;)

Somiatruites: Gracias...Mi vida está llena de elementos surrealistas. Algunos de ellos traspasan las fronteras del blog.

Alnitak: Es verdad, sólo hasta diciembre. Sólo hay que tener un poco de paciencia y disfrutarla en lo posible.

Jo March: Es que acostumbrada a que anochezca tarde, no me acaba de gustar que los días se hagan tan cortos...Pero claro, que es cuestión de paciencia y acostumbrarse.

Lizzy: Al final no calló en el planeta sartén...¡Menos mal! Habría acabado achicharrada.

Ripley: Llega con demasiada antelación, sí. Yo acabo de salir de un resfriado, y por eso no quiero volver a caer ;) En esta época hay que tener cuidado.

Todoslossecretos: Je, je, je, me ha encantado lo de los abrigos punkis. A mí el otoño me gusta, pero principalmente octubre...Noviembre ya empieza a hacérseme algo oscuro.

Carmen Griss: No, no hay derecho. Ja, ja, ja. Debería estar prohibido, como otras tantas cosas ;)

Montse: Sí, es cierto...Yo quiero hacer que ciertas cosas no me importen, porque no me gusta que me importen, pero al final resulta que no...Que efectivamente, no todo me la suda como yo pensaba en un principio.

Sinfonía Agridulce: Las castañas deben de ser de lo mejor del otoño, junto con los buñuelos...

Firenze: ¡Gracias! Ja, ja, ja. ¡Me alegro de que te haya gustado!

Bohemia: ¡Gracias! El paréntesis tiene un fundamento relativo, porque simplemente son cuatro ideas que me rondaban por la cabeza en el momento (como siempre)...Pero me alegro de que te haya gustado ;)

Labrujamala: Ya, hay que tener cuidado. Unos animales tan hermosos no deberían resfriarse nunca.

Smilysmiles: ¡Muchas gracias! Un beso.

Pitu / Yang: Pues Maricastaña tiene muchas historias interesantes, je, je, je. Es como una caja de sorpresas. Está bien que la hayas descubierto ;)

Seoman dijo...

El poema del final, precioso. Viva el otoño. Por cierto Winona, impresionante. Un saludo

La Emperatriz Penca dijo...

Soeman: Muchas gracias...Y sí, Winona siempre impresionante ;)
Un saludo.

clementinedopico@yahoo.es dijo...

Vengo de nombrar a Quevedo en clase de latín. "Nosotros es que somos más fans de Góngora". Tienen salida para todo, estos niños.
beso castañero

Neus dijo...

Dejaré de fablar desde mi blog.. el pobre ha muerto hace dos días por muerte súbita... Es para avisarte de mi desaparición.. pero te seguiré leyendo y printo volveré con otro...

Besos!

La Emperatriz Penca dijo...

Clementine: Desde luego, algunos niños tienen respuestas para todo...Clementine, es un honor para mí que me comentes. Ya te lo he dicho alguna vez, pero es que es la verdad...Perdona por insistir ;)

Neus: Eso he visto, que no podía entrar en tu blog. Espero verte pronto por aquí otra vez. Un beso.

nigromante dijo...

Tenía un cuento en el cole que empezaba así: "En tiempos de Maricastaña, vivía una araña, menuda patraña..." Y ya no recuerdo cómo seguía ¬¬.
Yo me inclino más por Antoine de Saint- Éxupéry. Si es que soy una vendida.

Maryna dijo...

Lo mejor que podría pasarle a maricastaña es que no le crean... es especial y lo especial, sólo le interesa a la gente que se quiere beneficiar de ese don.
Lo mejor que podría pasarle... sí, ya sé, encontrar otro planeta. Yo me encargo de sembrar un girasol y en vez de un zorro, ¿qué tal un gato negro?

;)

chicasurf dijo...

Meca bollito, que tal?? Yo con el orde petao otra vez...si es que, menudo desastre!!!
Por el momento todo bien por aqui, creo que a madrid iremos unos cuantos...jejeje.A ever si se nos logra.
Un beso mu grande, mu enorme ;)

P.D.-Respecto a lo de maricastaña, no comento de castañas en general en época de "sequía" jejeje...

Gatazul dijo...

que digo yo que...ya va toncando no? Que este post es de "los tiempos de maricastaña" ya!!!

evita duncan dijo...

genial penquilla!!! sólo puedo decir eso!!! besitos

Luzbel Guerrero dijo...

Buenas noches Majestad, acabo de ilustrarme con lo de Maricastaña gracias a prigkinissa y aumenta así el placer que me ha reportado esta visita; buena compañía y alfombras que se engrosan.

prigkinissa dijo...

Es un placer iluminarle en los caminos del conocimiento,señor Guerrero. Me alegra que se reconozca mi esfuerzo de buscar, cortar y pegar;)

Mañana, por fin, tengo una clase interesante: vamos a observar caracoles. Ya me empezáis a dejar de dar envidia.

besos prigkinissos

Anónimo dijo...

muy bueno...supongo que es así, cada uno de nosotros vive en su propio planeta y si llega a compartirlo tiene que usar un disfraz!!

la gosa roja dijo...

Pedazo post!, me ha encantado. Y, bueno, algun dia dejara de diluviar.

evita duncan dijo...

vamos actualizando ya,no???? un beso

Alice ya no vive aquí dijo...

Las mejores historias de esta vida están llenas de incredulidades, será por eso que dicen que la realdiad, supera con creces la ficción ;-)