jueves, 24 de septiembre de 2009

La Fin de l'Eté

Acabados los exámenes, comienza la vuelta al cole y, para bien o para mal, comienza también mi último año de carrera.

Empiezo con ganas, pero con un poco de miedo, por no saber qué pasará cuando acabe. Creo que ya tengo algo parecido a eso que llaman crisis de final de carrera.

A veces tengo la impresión de que queda muy lejos ese primerísimo día de clase, esos nervios y esas ganas de empezar de cero, esa sensación de estar de estreno y de tener muchas cosas nuevas por hacer. Pero a la vez creo que el tiempo ha pasado muy rápido, y creo que yo todavía soy muy pequeña, y que con lo pequeña que soy, cómo voy a decidir qué quiero hacer de todo esto.

Lo cierto es que no sé muy bien qué quiero, ni me veo con fuerzas de saberlo. De momento, intento hacer oídos sordos a las presiones familiares y evitar las sempiternas preguntas de amigos y conocidos cuando vuelvo a casa, del tipo ¿qué tal la carrera?, ¿cuándo acabas? y ¿qué vas a hacer cuándo acabes? Casi prefiero la también sempiterna ¿tú no te echas novio en Madrid?

En conlusión, y como dice Haizea, yo no sé ni por dónde me da el aire, y ese es el talante con que afronto esta vuelta al cole este año.

3 comentarios:

Mara dijo...

JAJAJAJA! Me encantan los dichos de Haizea, qué puta mujer!!! He de decirte que la crisis de fin de carrera tampoco está tan mal porque siempre tienes cosas nuevas que poder comenzar. Y aunque ahora no lo tengas claro, aún te queda mucho tiempo para pensarlo! Un besazo!

P.D. Nos vemos en el cole ;)

Eloísa está debajo de un baobab dijo...

me parece muy sabio y el mejor ese talante eólico. Yo crisis de fin de carrera sí que la tengo, después del subidón de acabar, pero todo final es triste y a la vez esperanzador, por todas las posibilidades sospechadas e insospechadas que aparecen. estoy deseando volver a la uni a quedarme y no solo a entregar papeles como estos días
un beso muy big

Reikjavik dijo...

No te preocupes, ahora es cuando más ganas tienes que echarle que ya estás casi al final.

Besos.